Se impidió el comercio de plantas y frutas cítricas transportadas en forma irregular

En el marco de las acciones que lleva adelante para prevenir la enfermedad de Huanglongbing (HLB), el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) detectó y destruyó plantas y frutas cítricas que eran transportadas de manera irregular en la provincia de Tucumán.

La detección tuvo lugar en el puesto fitozoosanitario de Rio Huacra, ubicado sobre Ruta Nacional N° 38, límite entre las provincias de Tucumán y Catamarca, a 20 km de la ciudad tucumana de La Cocha, durante una inspección de rutina a vehículos de transporte realizada por agentes del Centro Regional NOA Sur del Senasa que cumplen funciones allí.

Tras constatar que las plantas de limón, mandarinas, naranjas y frutas cítricas con restos vegetales eran trasladadas sin la documentación correspondiente, ni con las condiciones exigibles para su comercialización, los agentes del Senasa dispusieron su decomiso y destrucción mediante entierro sanitario de acuerdo a la legislación vigente.

La falta de documentación sobre el origen de la mercadería, constituye un posible riesgo fitosanitario relacionado con el HLB, una enfermedad mortal para los cítricos, de la que Tucumán es libre.

“Es muy importante mantener el estatus fitosanitario, ya que la producción citrícola en la región NOA es de vital importancia económica y social” destacó el supervisor regional de Barreras Sanitarias del Senasa, Juan Carlos Acevedo.

Cabe mencionar que los controles son realizados en todo tipo de unidad de carga sobre productos y subproductos de origen vegetal y animal, controlando que los mismos sean transportados en las condiciones requeridas por la normativa vigente, manteniendo la inocuidad y calidad de los alimentos hasta su llegada a la mesa de los consumidores.

Este tipo acciones, entre otras, se desarrollan en los ocho puesto zoofitosanitarios ubicados en las provincias de Tucumán y Catamarca y con ellas el Senasa cuida los estatus sanitarios de la Argentina y la salud de los consumidores.

Fuente: SENASA.

CONTACTO