Avances prometedores en un tratamiento que ralentiza el enverdecimiento de los cítricos

Es posible que los citricultores de Florida dispongan de una nueva herramienta que les ayude a reducir la presencia del enverdecimiento de los cítricos en los árboles ya enfermados. si bien no existe cura para el Huanglongbing (HLB), los investigadores del Instituto de Ciencias Alimentarias y Agrícolas de la Universidad de Florida han descubierto que inyectar un biocontrol de la bacteria Xylella fastidiosa EB92-1 en árboles de cítricos infectados durante un periodo de seis años reduce la incidencia de árboles con síntomas graves de HLB. El resultado potencial es proporcionar a los productores una estrategia para mantener vivos y productivos los árboles más tiempo aunque ya estén infectados con la bacteria del enverdecimiento.

Donald Hopkins, profesor emérito de Patología Vegetal en el Centro de Investigación y Educación de Florida Central del UF/IFAS, hizo tres ensayos en el centro y el este de Florida con huertos comerciales de naranja Valencia y pomelo Ríos en tres fases de madurez distintas. Todos los árboles dieron positivo a la enfermedad al inicio del ensayo, pero mostraron grados de síntomas diferentes, desde asintomáticos hasta medios y graves. Los árboles del ensayo eran ejemplares jóvenes de 2 años y ejemplares maduros (mayores de 20 años).

«El uso de EB92-1 permitió un nivel de control del HLB en dos ensayos con árboles cítricos maduros y en un ensayo iniciado en árboles jóvenes de 2 años», dice Hopkins. «Esta cepa de biocontrol tiene el potencial de evitar o retrasar los síntomas graves de HLB y evitar la pérdida de producción tanto en árboles cítricos maduros como jóvenes».

Todos los árboles del ensayo fueron positivos en HLB los seis años de duración. Las inyecciones de EB92-1 no evitaron ni revirtieron la infección de HLB. Pero los hallazgos claves indican que los árboles tratados mostraron un menor incremento de los síntomas que los no tratados. Los árboles inyectados también tuvieron un mayor rendimiento que los no tratados. En los árboles maduros, los resultados de los ensayos indicaron que el control más efectivo del HLB podría requerir un tratamiento al año durante al menos los dos o tres primeros años. La repetición del tratamiento podría ser necesario anualmente para el mejor biocontrol.

Utilizar EB92-1 especialmente combinado con las mejores prácticas de gestión de nutrición, fertilizante y plaguicidas podría prolongar la vida y la productividad de los árboles cítricos.

Hopkins opina que el control biológico de HLB mediante EB92-1 no es por la competencia directa con el patógeno HLB, puesto que la bacteria EB92-1 actúa en el xilema de un árbol y la bacteria HLB coloniza el floema del árbol. Más bien, es más probable que el impacto sea un caso de resistencia inducida. La resistencia inducida se produce cuando el mecanismo de resistencia de una planta se activa al infectar la planta con un patógeno, como la cepa benigna EB92-1. En este caso, inyectar EB92-1 ha proporcionado cierto control del HLB en los tejidos de un árbol no infectado con EB92-1, lo que ha derivado en una disminución de los síntomas de HLB.

Fuente: Freshplaza.

CONTACTO